Glosario

A

Ano (Cáncer)

 

C

Cévix (Cáncer)

Lorem ipsum dolor sit amet, dicunt ocurreret et mei, vim an minim eligendi. Vim vide fuisset liberavisse ea. Suas persecuti dissentiunt et pri. Ei vix feugait elaboraret, ei commune noluisse assueverit vim.

Te has delenit alienum. Id atqui accusamus eum. Ut ius utamur debitis, ei sit dico malis commune, est te malis insolens. Eam ad populo signiferumque, putent inermis intellegebat eam in. Id est hinc fastidii, eum et justo imperdiet. Dictas laoreet perfecto nec ad, iuvaret quaestio pri at.

Cu impetus detraxit his, intellegat instructior ne ius. Has ut liber detraxit quaerendum, duis splendide vel ad, per omnis deserunt in. Est fugit ubique ne. Eu vix viris maiorum reformidans, vis alia eius consequuntur et. Id phaedrum inimicus dissentiet eam, in eirmod albucius atomorum vel. Ea duo tota utinam timeam. Ex impetus reformidans vis.

Pri detraxit disputando eloquentiam no, everti legimus repudiandae ex per, ad has nibh delicatissimi. Discere antiopam at his. Pri ne complectitur intellegebat, dico sint illud cu usu. Id vim cetero alterum. Pro ea evertitur expetendis. Ad alia eripuit lobortis per. Qui ad impedit phaedrum concludaturque.

Ne sit etiam iudico primis. Nec iusto vidisse argumentum ut, eu laoreet rationibus has. Vis amet salutandi ex, eu vocibus appareat mei, vidisse scripta omnesque pro ea. Audiam maluisset patrioque cu sea, est no dolore reprimique definitiones. Est insolens mandamus te, oblique honestatis vix id.

Carcinoma de Nasofaringe (Cáncer)

Cáncer que se forma en los tejidos de la nasofaringe (la parte superior de la garganta detrás de la nariz). La mayoría de los cánceres de la nasofaringe son carcinomas de células escamosas (cáncer que empieza en las células planas de la nasofaringe). 

El carcinoma escamoso o epidermoide supone más del 85% de todos los tipos de tumor que pueden surgir en esta localización.
 
La Organización Mundial de la Salud los divide en tres tipos:
 

  • Tipo I: Carcinoma epidermoide queratinizado.
  • Tipo II: Carcinoma epidermoide no queratinizado.
  • Tipo III: Carcinoma indiferenciado. En este tipo se incluyen varias variantes como el linfoepitelioma, el anaplásico, el de células claras, etc.

Elección del tratamiento

Una vez que se ha confirmado el diagnóstico de cáncer de nasofaringe y se han realizado las pruebas necesarias para conocer en qué fase está la enfermedad, se debe determinar cuál es el tratamiento más adecuado para curarla. 
 
El especialista recomendará y explicará las posibilidades de tratamiento más adecuadas en cada caso, para que una vez que el paciente haya recibido la suficiente información pueda, junto con el médico, tomar una decisión.
 
El tratamiento del cáncer de cavum, como ocurre en la mayoría de los tumores, es multidisciplinar. Distintas especialidades trabajan juntas para combinar terapias y ofrecer al paciente las mayores posibilidades de curación.
 
En el tratamiento del cáncer de cavum se sigue un protocolo, es decir un conjunto de normas y pautas (plan de tratamiento), establecidas en base a la experiencia científica que se tiene en el tratamiento de este tumor.
 
Estos protocolos, que se emplean de forma generalizada en todos los hospitales, recogen las indicaciones o limitaciones del tratamiento en función de los siguientes factores:
 

  • Edad del paciente
  • Estado general
  • Fase o estadio en la que se encuentra la enfermedad (TNM)
  • Tipo o histología del tumor

 
 
Probablemente, el médico también tendrá en cuenta si además del cáncer de nasofaringe, existen otras enfermedades importantes que puedan dificultar la realización de algún tratamiento específico. Por tanto, el tratamiento propuesto por el especialista no va a ser el mismo en todos los pacientes.

 

Cáncer de la nasofaringe en estadio I 

El tratamiento del cáncer de la nasofaringe en estadio I consiste, por lo general, en radioterapia dirigida al tumor y a los ganglios linfáticos del cuello. 

Cáncer de la nasofaringe en estadio II

El tratamiento para el cáncer de la nasofaringe en estadio II puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Quimioterapia combinada con radioterapia.
  • Radioterapia dirigida al tumor y los ganglios linfáticos del cuello.

Cáncer de la nasofaringe en estadio III

El tratamiento para el cáncer de la nasofaringe en estadio III puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Quimioterapia combinada con radioterapia.
  • Radioterapia dirigida al tumor y a los ganglios linfáticos del cuello.
  • Radioterapia seguida de cirugía para extirpar los ganglios linfáticos del cuello en donde queda cáncer o en donde reaparece después de la radioterapia.

Cáncer de la nasofaringe en estadio IV

El tratamiento para el cáncer de la nasofaringe en estadio IV puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Quimioterapia combinada con radioterapia.
  • Radioterapia dirigida al tumor y a los ganglios linfáticos del cuello.
  • Radioterapia seguida de cirugía para extirpar los ganglios linfáticos del cuello en donde queda cáncer o en donde vuelve después de la radioterapia.
  • Quimioterapia para el cáncer que hizo metástasis (se diseminó) hasta otras partes del cuerpo.

Opciones de tratamiento para el cáncer de la nasofaringe recidivante

El tratamiento para el cáncer de la nasofaringe recidivante puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Radioterapia externa más radioterapia interna.
  • Cirugía.
  • Quimioterapia

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento para el cáncer para el que se utilizan medicamentos para interrumpir el crecimiento de células cancerosas, ya sea mediante su destrucción o impidiendo su multiplicación. Cuando la quimioterapia se toma por boca o se inyecta en una vena o músculo, los medicamentos ingresan en el torrente sanguíneo y pueden llegar a las células cancerosas de todo el cuerpo (quimioterapia sistémica). Cuando la quimioterapia se coloca directamente en la columna vertebral, un órgano o una cavidad corporal como el abdomen, los medicamentos afectan principalmente a células cancerosas de esas áreas (quimioterapia regional). La forma en que se administra la quimioterapia depende del tipo y el estadio del cáncer que se está tratando.
 

Cirugía

La cirugía es un procedimiento que se usa para verificar la presencia de cáncer, extirpar el cáncer del cuerpo o reparar una parte del cuerpo. También se llama operación. En ocasiones, se utiliza cirugía para el cáncer de la nasofaringe que no responde a la radioterapia. Si el cáncer se diseminó hasta los ganglios linfáticos, el cirujano puede extirpar los ganglios linfáticos y otros tejidos del cuello. 

 

Radioterapia

El tratamiento con radioterapia siempre es individualizado, es decir, cada enfermo tendrá su tratamiento específico y distinto al de otro paciente, dependiendo de la localización y extensión de la enfermedad.
 
Dependiendo de la fase en la que se encuentre la enfermedad, la radioterapia puede ser curativa (sobre todo en etapas iniciales) o paliativa con el objetivo de reducir o eliminar los síntomas secundarios a la extensión de la enfermedad en otros órganos. 

En este tipo de tumor es necesario que el tratamiento con radiaciones  comprenda todo el cuello.

La radioterapia es un tratamiento para el cáncer que utiliza rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para destruir células cancerosas o impedir que crezcan. Hay dos tipos de radioterapia. La radioterapia externa utiliza una máquina fuera del cuerpo que envía la radiación hacia el cáncer. La radioterapia interna utiliza una sustancia radiactiva sellada en agujas, semillas, cables o catéteres, que se coloca directamente en el cáncer o cerca del mismo. La forma de administración de la radioterapia depende del tipo y del estadio del cáncer que se está tratando.

La radioterapia externa dirigida a la tiroides o a la hipófisis puede alterar el funcionamiento de la glándula tiroidea. El médico puede examinar la tiroides antes y después del tratamiento para asegurarse de que funciona correctamente. También es importante que un oncólogo revise los dientes, las encías y la boca del paciente, y corrija cualquier problema que haya antes de comenzar con la radioterapia.

 

Planificación del tratamiento con RT:

Una vez que se ha confirmado el diagnóstico de cáncer de nasofaringe y se han realizado las pruebas necesarias para conocer en qué fase está la enfermedad, se debe determinar cuál es el tratamiento más adecuado para curarla. 

El especialista recomendará y explicará las posibilidades de tratamiento más adecuadas en cada caso, para que una vez que el paciente haya recibido la suficiente información pueda, junto con el médico, tomar una decisión.

El tratamiento del cáncer de cavum, como ocurre en la mayoría de los tumores, es multidisciplinar. Distintas especialidades trabajan juntas para combinar terapias y ofrecer al paciente las mayores posibilidades de curación.

En el tratamiento del cáncer de cavum se sigue un protocolo, es decir un conjunto de normas y pautas (plan de tratamiento), establecidas en base a la experiencia científica que se tiene en el tratamiento de este tumor.

Antes de empezar con el tratamiento propiamente dicho, es preciso realizar una planificación o simulación del mismo. Su finalidad es determinar una serie de parámetros que variarán dependiendo del tipo, de la localización y de la extensión del tumor, así como de las características anatómicas de cada enfermo.

Durante todo el tratamiento, el paciente ha de permanecer inmóvil y mantener la misma postura. Es frecuente, que próximo a la zona del tumor se encuentren determinadas estructuras importantes como los nervios ópticos, la hipófisis o el tronco cerebral, entre otros. Para administrar la radiación con una precisión elevada y evitar que los tejidos sanos que rodean al tumor reciban más dosis de la tolerada, se utilizan sistemas de inmovilización muy precisos para que  permitan la administración de la radiación con gran exactitud.

Habitualmente, para realizar el cálculo de la dosis que va a recibir tanto el tumor como los tejidos sanos de alrededor del mismo, es necesario realizar una tomografía de localización, cuyas imágenes se introducen en la computadora, donde se determina el volumen de tratamiento.

Antes de la realización de la tomografía se determina el sistema de inmovilización más adecuado para cada paciente según la técnica que se vaya a aplicar. Los más empleados son una máscara de material termoplástico que se adapta al contorno del paciente.

Una vez realizada la planificación, estos sistemas de fijación permiten su reproducción diaria en la sala de tratamiento.
 

¿Dónde se realiza el tratamiento con radioterapia?
 
Las habitaciones donde se realizan los tratamientos de radioterapia externa se llaman salas de radioterapia o búnkeres. Estas habitaciones poseen paredes de hormigón con un gran espesor que proporcionan un aislamiento perfecto impidiendo que la radiación salga fuera de ellas. 
 
Mientras dura la sesión de tratamiento el paciente estará solo en el interior de la sala, pero vigilado por el personal especializado a través de un circuito de televisión y un interfono.
 
 

¿Por qué es necesario acudir todos los días?

Si se administrara toda la dosis de radiación en una única sesión se producirían daños muy serios en los tejidos. Para minimizar estos efectos secundarios, la dosis total de radiación se fracciona, repartiéndose en un número determinado de sesiones y días. 

El fraccionamiento estándar consiste en administrar una sesión al día durante cinco días a la semana descansando dos, generalmente sábados y domingos. Para su administración no es necesario estar ingresado, puede acudir al hospital para el tratamiento y una vez finalizado volver a su casa.

 

¿Cuánto dura el tratamiento?
 
El tratamiento de radioterapia suele durar entre dos y siete semanas, dependiendo de la dosis que se administre y del número total de sesiones.

Diariamente, cada sesión dura sólo unos minutos (quince aproximadamente). El tiempo real de irradiación dura unos segundos.

Una vez finalizado el tratamiento diario, puede estar en contacto con otras personas, ya que no emite ningún tipo de radiactividad. Sus relaciones sociales, laborales y familiares no tienen por qué verse afectadas mientras dure el tratamiento.
 

Efectos secundarios:

La radioterapia, al mismo tiempo que elimina células enfermas, puede afectar a los tejidos sanos cercanos al área de tratamiento y como consecuencia aparecen efectos secundarios en la zona que ha recibido el tratamiento. 

Estos efectos son difíciles de prever con exactitud, ya que dependen de múltiples factores como la zona del organismo donde se realiza el tratamiento, la dosis, el fraccionamiento y la susceptibilidad individual de cada persona. En algunos casos se producen efectos mínimos, mientras que en otros son más serios y es necesario administrar tratamiento médico para su control.

Carciomas Cutáneos (Cáncer)

Lorem ipsum dolor sit amet, audire iracundia cum ne, sea ea cibo ubique delicata. Eos saepe vocent debitis ei. Magna graece gloriatur id qui, no invenire eleifend mea. No sit dictas feugait denique, ad cum minim tritani sententiae, sonet iisque ea vix. Cum omnes abhorreant definiebas ne, et nonumes accumsan qui, pro no legere adipiscing. Sea nisl labitur ea, nec nullam malorum no, vix id minim soluta cetero. Te posse idque munere eam, in vix falli saperet quaerendum, has wisi mentitum id.

Dicat reprimique cu eos. Ancillae conclusionemque at eos, viderer volumus intellegebat eu qui. Utinam vivendo his no. Eos impetus salutatus voluptatibus id. Est simul sadipscing et. Et mel liber labore electram, ut nec quod omnes, pri ea justo inani bonorum. Quo at munere fastidii vituperata, vim numquam instructior ne.

Pri ei idque paulo, te has diam maiorum partiendo, posse equidem mandamus et vix. Id eam esse audiam, an ius modo patrioque efficiantur. Vim in natum semper, cum ipsum commune appareat ei, in velit veniam omnium eum. Nec tota verterem id. Cum te iudico dolore labitur, vis id audiam fabulas intellegat. Ex mea tollit deterruisset, impedit urbanitas ei vis.

In solet eligendi instructior nam. Ea vix eirmod audiam mentitum, dicta suavitate nec ea. Nostro eligendi disputando te mea, no mel decore labores. Eu aeterno impedit albucius eam, an utinam gubergren quo. Qui ad veri habeo contentiones, in nam nisl porro doctus, eu primis pericula eam.

Ne qui purto minim doctus, iuvaret interpretaris vim ut. Quaeque facilis usu ad. Choro laudem disputationi id mel, mei mandamus euripidis instructior ad. Duo te appetere erroribus, est ne natum constituam referrentur. Te duo prompta inermis electram, diam diceret incorrupte vis eu.

An pro epicuri incorrupte, altera fastidii scriptorem per in. Te his quodsi vocent apeirian, ea nam ceteros omittam detraxit. Ad dictas erroribus comprehensam ius. Ne amet meis admodum nec. Ancillae praesent consequuntur est ut, ius delenit disputando an, eu sit velit utinam.

Ut dictas hendrerit per, eu sea errem consul honestatis. Per an minim disputationi, utroque definitionem usu at. Commodo dignissim ne sit, eum eius etiam an, noster qualisque eos ut. Qui mutat utamur definitiones an, an eam ubique vidisse, ut eam eripuit pertinacia.

Alii perfecto no sea, virtute convenire est et, ad viderer graecis ceteros sea. Cu his affert constituam scripserit. Eius primis mei ea. Et sumo mnesarchum quo. Pri ex saepe labitur, viderer pertinacia contentiones eos ex. Ne mea esse latine atomorum, cu electram salutatus scripserit pro.

Magna impetus pri cu, nisl ridens et duo. Eirmod habemus est in, congue ponderum pericula has id, no aperiam labores sea. Ut vim impedit qualisque. Ea numquam gubergren mea, ad his augue mazim, ea ius dicam veritus. Labore petentium interpretaris ei vix, et sed nobis denique vivendum, ei mea rebum gubergren vituperata. Et cum ferri tantas latine.

Ludus complectitur ea est, vero delicatissimi sed ad. Postea menandri ne per, id eum cibo tantas latine. An nam atqui labitur. Nam cu assum nonumy, ne eripuit placerat his. Eu nec sale dicit.

Mea in unum utamur facilisis. Te prima inermis voluptua his, et munere accumsan aliquando his. Ea partem nusquam est. Ipsum eleifend facilisis ne eos, sit virtute nonumes id, oratio appetere deserunt pri an.

Postulant petentium ex pro, id graecis assentior interpretaris eum. Et exerci posidonium nam. Ei duo labore contentiones. Vim ea appareat interpretaris, ullamcorper disputationi mea an.

Ex erant aliquid pericula his, diam verear posidonium ut pro. Nisl tempor ornatus vix ei, veri tritani te mei. Sint iudicabit omittantur at mel, nominavi delectus eos cu. Nam et indoctum persecuti, propriae percipit ad pri, qui cu quas errem quaestio.

L

Linfoma de HODKING

Texto

text

tesx

Descarga aqui el estudio completo