Radioterapia Guiada por Imágenes (Radioterapia IGRT)

Es la radioterapia que consiste en la toma frecuente de imágenes durante un curso del tratamiento, con el objetivo de mejorar la precisión y exactitud en la aplicación de la radiación.  En la IGRT, el acelerador lineal que entrega radiación, viene equipado con tecnología especial para imágenes que permite al médico crear imágenes del tumor inmediatamente antes, o incluso durante, la administración de la radioterapia, mientras el paciente está en posición sobre la mesa de tratamiento. Con el uso de software de ECLIPSE y la red ARIA, estas imágenes luego se comparan con las imágenes de referencia que se tomaron durante la simulación inicial . Entonces se realizan cualesquiera graduaciones necesarias en la posición del paciente y /o en los haces de radiación para poder dirigir la radiación al tumor con mayor precisión y evitar el tejido sano circundante.

 

Las imágenes de radiología pueden usarse durante la IGRT para la visualización de anatomías con huesos y tejido blando. Otros métodos de IGRT utilizan marcadores colocados en la superficie del cuerpo del paciente o implantados dentro del cuerpo del paciente.  La IGRT se usa para tratar tumores en áreas del cuerpo propensas al movimiento, tales como los pulmones (afectados por la respiración), el hígado y la próstata, como así también para tumores ubicados cerca de órganos y tejidos críticos. A menudo se usa conjuntamente con la radioterapia de intensidad modulada (IMRT y la radiocirugía estereotáxica, que son formas avanzadas de radioterapia de alta precisión y controlados por computadora para entregar dosificaciones de radiación precisas a un tumor maligno o a áreas específicas dentro del tumor.

 

La Radioterapia IGRT toma en cuenta que el tumor puede variar de un día a otro, ya que durante el tiempo del tratamiento el paciente: puede cambiar de peso, talla, presenta vaciamiento intestinal o sus órganos se mueven por la respiración.

 

LOS MARCADORES DE REFERENCIA O FIDUCIALES

Para algunos procedimientos de IGRT se pueden colocar marcadores de referencia o fiduciales dentro del cuerpo, cerca de o dentro del tumor, para ayudar al equipo de tratamiento a identificar el área. Por lo general, se colocan al menos una semana antes del primer tratamiento de radioterapia. La piel del paciente puede también marcarse o tatuarse con tinta de colores para ayudar a alinear y dirigir el equipo de radiación. Los pacientes con problemas en la próstata que se someten a IGRT deben tomar suficiente agua alrededor de una hora antes de cada tratamiento para mantener la vejiga llena, de manera que la próstata pueda ser fotografiada o "vista" por la máquina. No hay ninguna preparación específica para la IGRT, fuera de la preparación para la radioterapia rutinaria.